fbpx
19.2 C
Mexico City
domingo, abril 21, 2024
- Anuncio -spot_img

Activistas de china son amenazados por supuestos motivos de seguridad

Las autoridades de Hong Kong han estado deteniendo e interrogando a familiares de activistas por la democracia que viven en el exilio, adoptando tácticas consideradas un sello distintivo del Partido Comunista Chino.


En las últimas semanas, agentes de seguridad nacional han acogido a familiares de varios activistas radicados en Hong Kong y los han interrogado durante horas. Los activistas se encuentran entre una lista de ocho sujetos a recompensas de hasta 1 millón de dólares de Hong Kong (127.550 dólares) por persona. La policía dice que los activistas violaron la seguridad nacional al presionar para que se impongan sanciones a los funcionarios locales.


La semana pasada, el hermano de Anna Kwok, directora ejecutiva del Consejo para la Democracia de Hong Kong, con sede en Estados Unidos, fue interrogado sobre contactos o transacciones financieras con ella. Kwok es uno de los ocho defensores de la democracia buscados, que viven en Estados Unidos, Australia y Gran Bretaña. Los otros son Ted Hui, Dennis Kwok, Finn Lau, Nathan Law, Elmer Yuen, Christopher Mung y Kevin Yam.


Anteriormente, los padres y el hermano de Law fueron interrogados por el departamento de seguridad nacional. Law, a quien se le concedió asilo político en Gran Bretaña hace dos años, había roto públicamente los lazos con su familia en Hong Kong en agosto de 2020.


Los familiares de algunos de los demás también han sido interrogados.


En un caso separado, la policía de seguridad nacional de Hong Kong visitó la semana pasada a familiares de Andrew Chan, fundador del grupo de defensa cantonés Societas Linguistica Hongkongensis. Los agentes amenazaron con emitir una orden de arresto contra Chan si no eliminaba un artículo en línea, dijo. ‘Les dijeron a mis padres que yo podría ser la novena persona buscada si no cumplía’.


Los activistas chinos dicen que esta estrategia es típica en el continente, utilizada por Beijing para presionar a la diáspora y a los disidentes.


‘Es una práctica común mantener como rehenes a familiares de chinos en el extranjero. Es por eso que incluso las personas que viven en países libres tienen miedo de hablar en contra del Partido Comunista Chino’, dijo a Nikkei Asia Zhou Fengsuo, ex líder estudiantil de las protestas de Tiananmen de 1989. ‘Siempre había implicaciones para los seres queridos si hacías algo contra el gobierno’.


Zhou, director ejecutivo del grupo Derechos Humanos en China, añadió que ésta era una nueva realidad que los emigrados de Hong Kong tendrían que considerar.

A pesar de aplastar el movimiento democrático y silenciar la disidencia en Hong Kong mediante la ley de seguridad nacional impuesta por Beijing, las autoridades creen que es necesario seguir abordando los ‘actos de resistencia blanda’. El director ejecutivo de Hong Kong, John Lee, ha dicho que los ocho activistas deberían ser tratados como ‘ratas callejeras’ y serán perseguidos de por vida.


El viernes pasado, Estados Unidos criticó en un comunicado el ‘acoso continuo’ del gobierno de Hong Kong a los miembros de la familia.


‘Esta campaña deliberada para intimidar y silenciar a las personas por ejercer sus derechos humanos y libertades fundamentales es un paso más en la erosión de las libertades en Hong Kong’, dijo el portavoz del Departamento de Estado, Matthew Miller. ‘Esta es también una forma de represión transnacional para intimidar y silenciar a personas en el extranjero y coaccionar su regreso’.


La ley de seguridad nacional de Hong Kong tiene una aplicación extraterritorial. Pero las últimas medidas para interrogar a miembros de la familia resaltan los riesgos del activismo incluso desde lejos.


Patrick Poon, investigador visitante de la Universidad de Tokio y experto en derechos humanos, describió esto como una señal más de que Hong Kong se ha alineado más con China continental, a pesar de las promesas de libertad y autonomía después de que la antigua colonia británica fuera devuelta al dominio chino en 1997.


‘El mensaje es claro. Las autoridades de Hong Kong quieren desesperadamente demostrar que pueden hacer cualquier cosa para presionar a los activistas extranjeros, en particular mantener a sus familiares como rehenes. En resumen, es como la mafia’.

Fuente: https://asia.nikkei.com/Spotlight/Hong-Kong-security-law/Hong-Kong-squeezes-activists-in-exile-by-interrogating-relatives?utm_campaign=GL_asia_daily&utm_medium=email&utm_source=NA_newsletter&utm_content=article_link&del_type=1&pub_date=20230830123000&seq_num=3&si=13636

Related Articles

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Stay Connected

3,789FansMe gusta
900SeguidoresSeguir
1,790SuscriptoresSuscribirte
- Anuncio -spot_img
- Anuncio -spot_img

Latest Articles