fbpx
25.7 C
Mexico City
viernes, mayo 17, 2024
- Anuncio -spot_img

¿Por qué China se está peleando con Australia?

China y Australia se han visto envueltos en una disputa política cada vez más profunda que se está extendiendo al comercio. Incluso cuando algunas ciudades chinas sufrieron apagones en diciembre, las autoridades de Beijing continuaron bloqueando los envíos de carbón desde Australia, lo que subraya su determinación. Los mineros no son los únicos exportadores de Australia a los que les resulta más difícil acceder a su mayor mercado a medida que aumentan las tensiones, y Australia tampoco es la única que siente el calor. Otros países que se han enfrentado con China, incluidos Canadá, el Reino Unido y la India, se han unido a Australia para impulsar la cooperación y el intercambio de inteligencia, mientras que el presidente entrante de Estados Unidos ha prometido un frente más unido contra Beijing.

1. ¿A qué se debe la disputa entre China y Australia?
Los lazos han estado en una espiral descendente desde 2018, cuando Australia, acusando a China de inmiscuirse en sus asuntos internos, aprobó una nueva ley contra la interferencia y el espionaje extranjeros. También prohibió a Huawei Technologies Co. construir la red móvil 5G del país, uno de los primeros países en hacerlo, alegando seguridad nacional. El ambiente empeoró en abril después de que el gobierno del primer ministro Scott Morrison pidiera una investigación internacional sobre los orígenes del coronavirus que causa el Covid-19. Luego, en noviembre, un portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores chino tuiteó una imagen editada de un soldado australiano sosteniendo un cuchillo en la garganta de un niño afgano, una referencia mordaz a una investigación sobre crímenes de guerra en curso. En un momento en que los diplomáticos chinos “guerreros lobo” se vuelven cada vez más combativos, la demanda de Morrison de una disculpa fue rechazada.


2. ¿Cuál ha sido el impacto económico?
Teniendo en cuenta que China es, con diferencia, el principal socio comercial de Australia, el impacto ha sido relativamente pequeño, aunque los sectores individuales afectados serían diferentes. A partir de mayo, China impuso aranceles devastadores a la cebada australiana; prohibió la carne vacuna procedente de cuatro importantes procesadores de carne; lanzó una investigación antidumping sobre el vino australiano que dio lugar a impuestos masivos; y dijo a los importadores que dejaran de comprar algodón y langostas.

Se prohibieron las exportaciones de madera y al menos 500 millones de dólares en carbón se retrasaron durante meses frente a los puertos chinos, aparentemente uno de los catalizadores de los apagones. Aún así, si bien las represalias han generado innumerables titulares y han estimulado a algunos exportadores a pedirle a Morrison que dé marcha atrás, el impacto combinado hasta enero representó una pérdida de sólo el 0,3% del producto interno bruto australiano, o 6 mil millones de dólares australianos (4,7 mil millones de dólares). según cifras del gobierno. Las ventas de mineral de hierro, la mayor fuente de ingresos del país, siguen en auge.

3. ¿Por qué China hace esto?
Después de meses de confusión, la embajada china publicó en noviembre una lista de 14 quejas. Incluyeron decisiones australianas de rechazar la inversión china por motivos de seguridad nacional, proporcionar financiación a lo que considera un grupo de expertos anti-China y una “interferencia incesante y desenfrenada” en los asuntos chinos relacionados con Taiwán, Hong Kong y Xinjiang, y en el Mar de China Meridional. También citó acusaciones de ataques racistas contra el pueblo chino y acusó a los medios independientes del país de ser antagónicos. Pero los académicos respaldados por el estado en China han dicho que lo que más enoja a las autoridades en Beijing es la presión de Morrison para que se permita el ingreso de investigadores independientes a Wuhan, lo que ven como un desaire a la soberanía china, así como la voluntad de su gobierno de hacerse eco y coordinarse con el presidente de Estados Unidos. La campaña anti-China de Donald Trump.

‘Hablando francamente, hemos escuchado demasiadas voces negativas y hemos visto varias medidas negativas por parte de Australia’, dijo el ministro de Asuntos Exteriores, Wang Yi, en diciembre. El gobierno del presidente Xi Jinping tiene un historial de utilizar el comercio como garrote, y Corea del Sur, Japón y Taiwán han sufrido represalias en los últimos años.


4. ¿Existe alguna salida para Australia?
No es obvio. Los diplomáticos chinos y los medios estatales han dicho que corresponde al gobierno de Canberra restablecer los lazos, pero no han dejado en claro públicamente qué medidas australianas serían suficientes para revertir las represalias comerciales. Chen Hong, director del centro de estudios australianos de la Universidad Normal del Este de China en Shanghai, dijo que es poco probable que China dé marcha atrás hasta que vea acciones sustanciales, no sólo retórica. Morrison ha indicado que no está dispuesto a actuar respecto de ninguna de las 14 quejas; él y sus ministros parecen estar esperando que China baje la temperatura para poder encontrar un nuevo “punto de ajuste” en la relación.

Mientras tanto, a finales de año Australia dijo que desafiaría formalmente a China en la Organización Mundial del Comercio.

5. ¿Es Australia el único país objetivo?

Cada vez más, no. El Reino Unido ha sido objeto de una creciente hostilidad, particularmente por su apoyo a la autonomía de Hong Kong. La insistencia de Canadá en que cualquier negociación sobre un acuerdo de libre comercio con China debe abordar los derechos humanos parece haber echado por tierra un posible pacto. Las cosas se agriaron aún más con el arresto en Canadá en 2018 de un alto ejecutivo de Huawei Technologies Co. en Vancouver por una solicitud de extradición de Estados Unidos. China encerró a dos canadienses y detuvo miles de millones de dólares en importaciones agrícolas en los meses siguientes. Las tensiones entre India y China han ido aumentando desde que sus soldados comenzaron a enfrentarse a lo largo de la frontera del Himalaya en 2019. India ha prohibido docenas de aplicaciones chinas, alegando seguridad nacional.


6. ¿Se están ayudando unos a otros?
Morrison se ha acercado abiertamente a lo que él llama “países con ideas afines” para formar un frente unificado contra lo que su gobierno considera una agresión china. Eso significó un aumento en las reuniones a nivel ministerial de la red de intercambio de inteligencia Five Eyes, que también incluye a Estados Unidos, Reino Unido, Canadá y Nueva Zelanda. El moribundo Quad, un marco de seguridad con Estados Unidos, Japón e India, ha sido revivido y en noviembre realizó ejercicios navales en el Océano Índico.


7. ¿Joe Biden cambiará las cosas?
China considera que las políticas de la administración Trump, como su guerra comercial, son tan extremas que rayan en la imprudencia. Los funcionarios del partido en Beijing creen que es poco probable que esas políticas se mantengan bajo el nuevo presidente de Estados Unidos, a quien se considera más tradicional. Eso podría llevar a Australia, como aliado cercano de Estados Unidos, a reducir lo que China considera una hostilidad provocada por la ideología anticomunista. Aún así, existe un fuerte apoyo bipartidista en Washington a una línea dura hacia China. Biden fue vicepresidente durante el “giro geopolítico hacia Asia” de Barack Obama, que buscaba contrarrestar la creciente influencia de China en la región, y su apoyo al multilateralismo podría promover un frente aún más unido contra Beijing.

Fuente: https://www.bloomberg.com/news/articles/2021-01-10/why-china-is-falling-out-with-australia-and-allies-quicktake?cmpid=BBD103023_TRADE&utm_medium=email&utm_source=newsletter&utm_term=231030&utm_campaign=trade&sref=DPtqrPAJ&leadSource=uverify%20wall

Related Articles

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Stay Connected

3,789FansMe gusta
900SeguidoresSeguir
1,830SuscriptoresSuscribirte
- Anuncio -spot_img
- Anuncio -spot_img

Latest Articles