fbpx
- Anuncio -
Home China Cómo las ambiciones tecnológicas de China escapan de la red de control...

Cómo las ambiciones tecnológicas de China escapan de la red de control de exportaciones de Estados Unidos

0
319
- Anuncio -

China está eludiendo los intentos de Estados Unidos de frenar sus ambiciones de chips a través de medios que incluyen compañías fantasma, contrabando y el uso creativo de máquinas viejas, dicen expertos y conocedores de la industria.


Los controles estadounidenses están costando tiempo y dinero a las empresas chinas, dicen las fuentes, pero la represión tiene sus límites, como lo demuestra el reciente avance 5G de Huawei.


‘Es realmente difícil impedir completamente que un país obtenga chips, componentes y equipos’, dijo a Nikkei Asia Jason Kao, profesor de negocios de la Universidad Yuan Ze y especialista en despacho de aduanas en Taiwán. ‘No sólo se necesita un amplio equipo de cumplimiento, sino que también es necesario capacitar a su personal de aduanas para que sean expertos en tecnología y semiconductores, y pedir a sus aliados globales que capaciten a su personal de aduanas y estén totalmente de su lado’.


Como ejemplo, Kao recordó una consulta urgente que recibió el año pasado de una empresa comercial rusa que quería importar equipos de perforación de precisión fabricados por Sandvik de Suecia.


‘Cuando leí la investigación, me di cuenta de que podría no ser sólo para uso industrial’, dijo Kao, cuya empresa era propietaria de una empresa de servicios de despacho de aduanas. ‘También podría usarse para perforar barriles [de equipo militar], pero en realidad no es posible verificarlo. Rechazamos la solicitud debido a cumplimientos de control de exportaciones’.


Kao dijo que más tarde se enteró de que el comerciante ruso obtuvo el equipo a través de un distribuidor de Hong Kong.


‘China tiene muchas formas de eludir los controles de exportación, como socios externos, entidades extraterritoriales u otras empresas fantasma’, dijo.


El grado en que China ha podido adaptarse a la represión estadounidense se hizo evidente a finales de agosto, cuando Huawei lanzó el Mate 60 Pro con capacidad 5G fabricado con sus propios chips. La noticia fue una sorpresa desagradable para Washington, y la secretaria del Departamento de Comercio, Gina Raimondo, describió el progreso de la empresa como ‘preocupante’. Washington alega que la empresa representa un riesgo para la seguridad nacional y tiene vínculos con el ejército chino, algo que Huawei ha negado repetidamente.

Estados Unidos anunció el martes nuevas reglas de exportación que se basan en amplios controles introducidos en octubre del año pasado para cortar el acceso de China a herramientas de chips de última generación y chips de inteligencia artificial. Más productos y destinos, incluidos Vietnam y Arabia Saudita, están ahora sujetos a los requisitos de licencia de Estados Unidos, y Washington también dijo que trabajará con fabricantes de chips contratados en todo el mundo para identificar esfuerzos para eludir sus reglas.


En cierto modo, la represión contra Huawei que comenzó en 2019 ha sido un éxito. Obligó a la compañía, que alguna vez fue el segundo mayor fabricante de teléfonos inteligentes del mundo, a regresar a su rincón nacional. También ha enfrentado importantes obstáculos en su negocio de equipos de telecomunicaciones 5G en Europa y otros lugares.


Pero en otros aspectos, Huawei ha seguido prosperando. Es el principal fabricante de equipos de red de China y generó 642.300 millones de yuanes (87.930 millones de dólares) en ingresos en 2022, más que los 56.990 millones de dólares de su rival estadounidense Cisco.


Según los expertos, una de las razones por las que Huawei pudo lograr su avance en el ámbito de los teléfonos inteligentes es la naturaleza de los controles de exportación.
Washington ha reclutado aliados en su campaña para frenar los avances tecnológicos de China. Japón y los Países Bajos introdujeron este año restricciones a las exportaciones de herramientas con chips avanzados similares a las de Estados Unidos, pero estas medidas llegaron relativamente tarde, después de que China ya había aumentado sus importaciones de dichos equipos.


Eso ayudó a proteger al sector de chips de China de los impactos más severos de los controles de exportación, al menos en el corto plazo.

‘Los controles de exportación holandeses y japoneses no entraron en vigor durante un largo período de tiempo, y son una fuente del progreso tecnológico de China fuera del régimen de control de exportaciones de Estados Unidos’, dijo Gregory Allen, director del Centro Wadhwani de IA y Tecnologías Avanzadas en el Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales (CSIS). ‘Las empresas chinas básicamente compraron todo lo que pudieron durante ese período’.


Las últimas reglas no entrarán en vigor hasta el 17 de noviembre, lo que significa que las empresas chinas nuevamente tienen la oportunidad de anticipar y facilitar esos pedidos anteriores.


Allen planteó otro punto: rastrear conjuntos completos de sistemas y máquinas de fabricación de chips es más fácil que rastrear las piezas consumibles de precisión que utilizan, que son vendidas por diferentes distribuidores.


‘La capacidad de rastrear lo que sucede con esos repuestos y componentes después de que llegan a los distribuidores es en algunos casos muy limitada’, dijo. ‘Todos estos [controles] deben realizarse sobre una base multilateral. Si Estados Unidos cierra todas sus lagunas pero Japón no cierra ninguna, el efecto neto será un costo significativo para las industrias estadounidenses, no un costo significativo para el ejército chino y las empresas chinas que lo suministran’.


Dado lo larga y compleja que es la cadena de suministro, añadió, Washington también necesita atraer aliados más allá de Japón y los Países Bajos, como Corea del Sur, Alemania, Bélgica, ‘e idealmente toda la Unión Europea’.


Un funcionario japonés dijo a Nikkei Asia que Japón no tiene la autoridad para prohibir los envíos a ningún país específico y que los nuevos controles de exportación que introdujo son ‘una lista de verificación, no una lista de prohibición’.


‘Si no es para uso militar o de defensa, es probable que otorguemos licencias. De hecho, ya se han otorgado muchas licencias’, dijo el funcionario.


Japón, hogar de proveedores de herramientas para chips como Tokyo Electron, Nikon y Desco, ha sido la principal fuente de importaciones de equipos semiconductores de China desde 2019, según la Administración General de Aduanas de China. Estas importaciones desde los Países Bajos también han aumentado desde 2020. ASML y su compatriota ASM son los fabricantes dominantes de equipos de litografía y deposición de capas atómicas, que son esenciales para la fabricación avanzada de chips.

Fuente: https://asia.nikkei.com/Business/Business-Spotlight/How-China-s-tech-ambitions-slip-through-the-U.S.-export-control-net?utm_campaign=GL_asia_daily&utm_medium=email&utm_source=NA_newsletter&utm_content=article_link&del_type=1&pub_date=20231020190000&seq_num=3&si=13636

NO COMMENTS

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here