fbpx
16.8 C
Mexico City
lunes, julio 22, 2024
- Anuncio -spot_img

Europa bordea una depresión invernal, pero las consecuencias de la guerra nublan su futuro económico

Las empresas europeas buscan invertir en los EE. UU., ya que los altos costos de la energía reducen la capacidad del continente para competir.

Las consecuencias de la guerra remodelan las relaciones europeas con su principal socio comercial Estados Unidos, quien está creciendo, gracias a sus empresas hambrientas de maquinaria y equipo europeo (principalmente alemán), al 3% anual durante 2022. Esto ha dado lugar a un crecimiento de 30% en ventas de bienes de capital. 

El país norteamericano busca retomar la manufactura como motor de crecimiento, además, la independencia energética de Estados Unidos con gas cinco veces más barato que Europa ha provocado la salida de empresas del continente para relocalizar su  producción en los Estados Unidos, principalmente compañías alemanas del sector químico con grandes inversiones que producen materias primas básicas y estratégicas.

La economía de Europa parece lista para evitar el severo impacto que la región temía en medio de la crisis energética resultante de la invasión de Ucrania por parte de Rusia. Pero los problemas a mediano plazo de la región parecen más difíciles de solucionar y dejan a Europa enfrentando una lucha por retener su núcleo industrial.

La guerra de Rusia contra Ucrania y sus consecuencias económicas han sacudido el modelo empresarial europeo orientado a la exportación. Los precios vertiginosos de la energía amenazan las industrias en el corazón del sistema de fabricación del continente, como la producción de productos químicos y metales. Las empresas de toda Europa están reduciendo la producción y comenzando a redirigir la inversión en el extranjero, incluso a los EE. UU., que está atrayendo a las empresas extranjeras con cientos de miles de millones de dólares en subsidios.

A pesar de los impactos de la guerra y la inflación, la economía de Europa ha mostrado una capacidad de recuperación sorprendente. El producto interno bruto en la zona monetaria del euro aumentó un 1,7 % en los tres primeros trimestres de este año, en comparación con un crecimiento de solo el 0,2 % registrado en EE. UU. en el mismo período. Eso refleja en parte un repunte en el turismo en el sur de Europa este año, ayudado por el regreso de los turistas estadounidenses que gastan mucho, a medida que disminuyen las restricciones de Covid-19.

Es probable que haya comenzado un período de contracción. Una encuesta de gerentes de compras realizada por S&P Global ha registrado caídas en la actividad en cada uno de los últimos tres meses del año, pero la caída de diciembre fue la más pequeña. Una encuesta de empresas alemanas también apuntó a un repunte de la confianza a medida que el año llega a su fin, al igual que una encuesta de consumidores de la eurozona.

“Podemos mirar el año nuevo con mucho menos pesimismo de lo que esperábamos a fines del verano”, dijo Guido Baldi, economista del Instituto Alemán de Investigación Económica en Berlín.

Las consecuencias de la guerra están remodelando las relaciones de Europa con sus principales socios comerciales, Estados Unidos y China.

La economía de los EE. UU. actualmente está creciendo sólidamente, a una tasa anualizada de aproximadamente el 3% según el Banco de la Reserva Federal de Atlanta. Sus empresas están hambrientas de bienes de ingeniería avanzada y maquinaria producida en Europa a medida que el país construye redes de energía completamente nuevas.

Mientras tanto, la salida accidentada de China de Covid, su liderazgo cada vez más autoritario y sus lazos cada vez más profundos con Rusia están alentando a algunas empresas europeas a buscar mercados y fuentes de suministro alternativos.

Las exportaciones de bienes de la Unión Europea a EE. UU. crecieron casi un 30 % en los primeros nueve meses de este año, en comparación con un crecimiento de solo el 3 % en las exportaciones a China, según la agencia de estadísticas de la UE. Eso ayudó a EE. UU. a superar a China como el mayor socio comercial de bienes del bloque. Estados Unidos también es un proveedor cada vez más importante de materias primas para Europa, en particular de gas natural licuado.

FUENTE: https://www.wsj.com/articles/europe-skirts-a-winter-slump-but-war-fallout-clouds-its-economic-future-11671627024?mod=djemlogistics_h

Related Articles

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Stay Connected

3,789FansMe gusta
900SeguidoresSeguir
2,720SuscriptoresSuscribirte
- Anuncio -spot_img
- Anuncio -spot_img

Latest Articles