fbpx
25.7 C
Mexico City
viernes, mayo 17, 2024
- Anuncio -spot_img

La Casa Blanca eleva los aranceles a refacciones, componentes y materias primas, lo que afectará por igual a las PYMES de México al seguir el T-MEC; la Secretaría de Economía publica el acuerdo que incrementa estos aranceles

El presidente Joe Biden reveló amplios aumentos arancelarios sobre una variedad de importaciones chinas, en un intento en un año electoral por impulsar la fabricación nacional en industrias críticas.


El presidente de Estados Unidos describió la medida como una acción necesaria para proteger a los trabajadores y empresas estadounidenses de empresas a las que acusó de robar, engañar y vender productos a precios bajos en los mercados internacionales.

Biden está aumentando los impuestos sobre los semiconductores, las baterías, las células solares y los minerales críticos, además de los aumentos informados anteriormente sobre el acero, el aluminio y los vehículos eléctricos. Se proyecta que los cambios afectarán alrededor de 18 mil millones de dólares en importaciones anuales actuales, dijo la Casa Blanca.

“Cuando utilizas tácticas como ésta, no estás compitiendo, no es competencia, es trampa. Y hemos visto daños aquí en Estados Unidos”, dijo Biden el martes en un evento en el jardín de rosas de la Casa Blanca.


Las medidas representan la actualización más completa de Biden a los aranceles a China impuestos por primera vez por su predecesor, el expresidente Donald Trump, y un reconocimiento de que un enfoque agresivo en el comercio con Beijing sigue siendo popular entre los votantes estadounidenses. Ninguno de los aranceles de Trump se reducirá. Biden aumentará las tasas de los bienes que Estados Unidos tuvo dificultades para importar durante la pandemia de coronavirus y de industrias, como los chips y la energía verde, que ha tratado de impulsar desde que asumió el cargo.


“El gobierno chino ha invertido dinero estatal en empresas chinas”, dijo Biden. ‘China subvencionó fuertemente todos estos productos, empujando a las empresas chinas a producir mucho más de lo que el mundo puede absorber y luego arrojando el exceso de productos al mercado a precios injustamente bajos’.

Biden debe lograr un cuidadoso equilibrio. Los aranceles adicionales corren el riesgo de aumentar los precios para los consumidores que ya sufren por la inflación e inspirar la ira de China.


Biden insistió en que no quería conflicto con China, sólo “competencia leal”. Buscó calmar las preocupaciones de los consumidores estadounidenses, diciendo que su régimen arancelario no restringiría la capacidad del público para comprar los vehículos que desea. Y argumentó que su enfoque era preferible al llamado de Trump de imponer aranceles generales a China, que según Biden aumentarían los costos para las familias estadounidenses en 1.500 dólares.


Los cambios de Biden están escalonados para entrar en vigor entre 2024 y 2026, y son más específicos que el arancel fijo del 60% que ha propuesto Trump. El mayor salto se da en el caso de los vehículos eléctricos, cuyo tipo arancelario se cuadriplica, mientras que para otras importaciones los impuestos se duplican o se imponen por primera vez. En algunos casos, los gravámenes se aplican a áreas donde China tiene sólo un pequeño segmento del mercado estadounidense, pero tienen como objetivo evitar una posible avalancha de importaciones.


Trump, hablando con los periodistas antes de iniciar su juicio penal en un tribunal de Manhattan, dijo que Biden necesitaba ampliar los aranceles adicionales para incluir otros productos, incluidos los automóviles convencionales.


“China se está comiendo nuestro almuerzo en este momento y se alejaron de lo que yo estaba haciendo”, dijo Trump, y agregó que Biden había estado “jugando” con Beijing.
Cuando se le preguntó sobre el comentario del almuerzo del martes, Biden dijo que Trump los había estado “alimentando durante mucho tiempo”.


‘Es un enfoque inteligente’, dijo Biden. “Compare eso con lo que hizo la administración anterior”.


China criticó la medida e instó a Estados Unidos a cancelar los nuevos aranceles en una declaración del Ministerio de Comercio de Beijing. Prometió tomar “medidas decididas para salvaguardar sus propios derechos e intereses”, pero sin dar detalles.

Industrias objetivo


La tasa arancelaria sobre los semiconductores se duplicará del 25% al ​​50% para 2025, apuntando a una industria que Biden ha convertido en una pieza central de su agenda manufacturera a través de miles de millones en subsidios para impulsar la producción estadounidense. Los impuestos apuntan a contrarrestar la avalancha de China hacia los llamados chips heredados, componentes de generaciones anteriores que aún son esenciales para la economía global.


Ciertos minerales críticos verán un nuevo arancel del 25% este año, mientras que el grafito natural y los imanes permanentes se verán afectados por esa tasa en 2026. Las grúas de barco a tierra también enfrentarán un nuevo arancel del 25% este año.


La tarifa de los vehículos eléctricos entra en vigor este año, con un tipo arancelario final del 102,5%, frente al 27,5% actual. Y los aranceles sobre ciertos acero y aluminio de China (que actualmente enfrentan un arancel del 0% o del 7,5%) aumentarán al 25% este año.

Los aranceles de Biden facilitarán que la Unión Europea imponga derechos de importación a los vehículos eléctricos chinos, según un análisis de Wolfe Research publicado el martes.
Los aranceles sobre las baterías de iones de litio para vehículos eléctricos, así como sobre sus piezas, aumentarán del 7,5% al ​​25% este año, mientras que las baterías de iones de litio que no son vehículos eléctricos darán el mismo salto en 2026.


Aunque los aranceles sobre las células y módulos solares de China se duplicarán, Biden está creando un proceso que podría llevar a exclusiones de maquinaria clave utilizada para fabricar componentes solares, una medida que se considera que ayuda a fomentar una cadena de suministro nacional para la industria.


Estados Unidos también impondrá este año un nuevo arancel del 50% a las jeringas y agujas chinas, mientras que los aranceles a los equipos de protección personal, como respiradores y mascarillas, aumentarán al 25% desde el 0% o el 7,5% actual. Los aranceles sobre los guantes médicos y quirúrgicos de caucho aumentarán del 7,5% al ​​25% en 2026.

Fuente: https://www.bloomberg.com/news/articles/2024-05-14/biden-imposes-sweeping-tariffs-on-chinese-chips-minerals-evs?cmpid=BBD051424_BIZ&utm_medium=email&utm_source=newsletter&utm_term=240514&utm_campaign=bloombergdaily

Related Articles

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Stay Connected

3,789FansMe gusta
900SeguidoresSeguir
1,830SuscriptoresSuscribirte
- Anuncio -spot_img
- Anuncio -spot_img

Latest Articles