fbpx
21.8 C
Mexico City
lunes, junio 17, 2024
- Anuncio -spot_img

Los bancos centrales mundiales planean aumentar las reservas en dólares, según sugiere una encuesta

El número de bancos centrales que buscan aumentar su exposición al dólar estadounidense ha aumentado marcadamente este año, según una encuesta anual muy seguida, confundiendo los llamados de algunos países en desarrollo a utilizar monedas rivales como reservas.


Un 18 por ciento neto de los bancos centrales mundiales planea aumentar su asignación al dólar durante los próximos uno o dos años en respuesta a que las tasas de interés estadounidenses sigan siendo altas, según el Foro Oficial de Instituciones Monetarias y Financieras, un grupo de expertos del Reino Unido, que encuestó a 73 instituciones de este tipo que gestionan un total de 5,4 billones de dólares en reservas internacionales. La medida marca un fuerte aumento desde un 6 por ciento neto hace un año.


Al mismo tiempo, la demanda de renminbi se ha estancado entre los bancos centrales, frenando una tendencia de los últimos años en la que más bancos centrales pretendían aumentar la exposición a la moneda china.


Un aumento en la demanda de dólares entre los administradores de reservas marca una ruptura, al menos en el corto plazo, con una disminución gradual en la asignación de dólares entre los bancos centrales a medida que el papel de Estados Unidos en el comercio global ha disminuido.


La congelación de activos del banco central ruso por valor de más de 300.000 millones de dólares en 2022 también provocó nuevos llamamientos entre algunas de las economías emergentes más grandes del mundo para que se alejaran del dólar.


‘El hecho de que el dólar sea la moneda más demandada en el corto plazo, mientras que la demanda del renminbi se ha estancado, sugiere que esta narrativa amplia de desdolarización al menos se ha estancado’, dijo Nikhil Sanghani, director gerente de OMFIF. .
Sanghani añadió que la demanda más fuerte de dólares en un horizonte de uno a dos años se produjo entre los bancos centrales de Asia, mientras que los administradores de reservas en Asia y América Latina eran los más propensos a planear reducciones en sus asignaciones de renminbi.

En una cumbre del llamado grupo de países Brics el año pasado, que llevó a que Egipto, Etiopía, Irán y los Emiratos Árabes Unidos se unieran al bloque de mercados emergentes formado por Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica en enero, los líderes acusaron a sus ministros de finanzas y gobernadores de bancos centrales con el desarrollo de medidas para reducir la dependencia del dólar en el comercio entre sus economías.


‘Existe un impulso global para el uso de monedas locales, acuerdos financieros alternativos y sistemas de pagos alternativos’, dijo en ese momento el presidente de Sudáfrica, Cyril Ramaphosa, quien fue el anfitrión de la cumbre.


Pero el informe de OMFIF dijo que factores de corto plazo parecían estar impulsando la renovada demanda de dólares entre los bancos centrales, incluidos los mayores retornos esperados de Estados Unidos, donde se pronostica que las tasas se mantendrán más altas que en China.


Varios bancos centrales, incluidos el Banco Central Europeo, el Banco Nacional de Polonia, el Banco de la Reserva de Nueva Zelanda y el Banco de la Reserva de Sudáfrica, han declarado que generar rentabilidad es parte de su objetivo de inversión.

Sin embargo, en una perspectiva de 10 años, Sanghani dijo que los administradores de reservas aún esperaban una “disminución muy gradual en la proporción del dólar en las reservas globales” a una asignación promedio del 55 por ciento del dólar en comparación con el 5,5 por ciento del renminbi, que era “en términos generales”. en línea” con las tendencias de la última década.


El dólar representa actualmente alrededor del 58 por ciento de las reservas mundiales, según datos del FMI, frente al 70 por ciento a principios de siglo. La participación actual del renminbi es del 2,3 por ciento.


La proporción promedio de las reservas de los bancos centrales mantenidas en oro ha aumentado del 9 por ciento al 11 por ciento durante el año pasado, según el OMFIF. Un 15 por ciento neto busca aumentar su exposición en los próximos uno o dos años, a pesar de que el oro se cotiza cerca de un nivel récord.


El informe decía que si esto se materializara nuevamente, como sucedió durante el año pasado, los bancos centrales podrían comprar 600 mil millones de dólares adicionales del metal precioso durante los próximos uno o dos años.

Fuente: https://www.ft.com/content/1be234f2-c680-4ce9-beb7-d0d9a2793330?shareType=nongift

Related Articles

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Stay Connected

3,789FansMe gusta
900SeguidoresSeguir
1,880SuscriptoresSuscribirte
- Anuncio -spot_img
- Anuncio -spot_img

Latest Articles