fbpx
25.7 C
Mexico City
viernes, mayo 17, 2024
- Anuncio -spot_img

“Irán está en quiebra”: cómo los clérigos paralizaron a la República Islámica

La inflación en Irán hace que la crisis del costo de vida en Gran Bretaña parezca un picnic.

El crecimiento de los precios ha sido de dos dígitos durante casi seis años y promedió el 35,8 por ciento en febrero.

En los últimos dos años, bajo la presidencia de Ebrahim Raisi, el coste del cordero ha aumentado un 269 por ciento. El precio del pollo, la cebolla y los terrones de azúcar han subido un 200, un 185 y un 147 por ciento, respectivamente. El coste de un coche básico ha aumentado un 144%.

‘Ha sido horrible’, dice Ali Ansari, director fundador del Instituto de Estudios Iraníes de la Universidad de St Andrews.

Irán ha estado provocando una escalada de tensiones en todo Oriente Medio a través de sus representantes Hamás, Hezbolá y los hutíes y la semana pasada envió un bombardeo de más de 300 aviones no tripulados y misiles a Israel. Desde entonces, apareció un gran cartel en una plaza de Teherán, que muestra docenas de misiles iraníes y afirma que Israel es “más débil que una telaraña”.

Pero la agresión de la República Islámica sólo está llegando hasta cierto punto. El ataque a Israel fue informado ampliamente con antelación, lo que significa que casi todos los misiles fueron derribados.

El ataque de represalia de Israel contra Irán el viernes fue rápidamente restado importancia por el Estado iraní. Los mercados parecen tan convencidos de que es poco probable que se produzca una mayor escalada importante que el precio del crudo Brent ha caído casi un 5 por ciento desde principios de abril.

Los expertos también creen que la última ronda de huelgas de represalia ha terminado y las acciones subieron el lunes cuando los inversores dieron una señal de alivio. Pero es poco probable que los observadores veteranos de la economía iraní se sorprendan por la aparente caída del país.

Detrás de todas las posturas de Irán, parece haber un respaldo. Irán no puede permitirse una guerra total porque su economía está de rodillas.

“Irán está en quiebra”, dice Simon Mabon, director del proyecto Sectario, Proxies y Desectarización (SEPAD) de la Universidad de Lancaster.

El país ha estado paralizado por más de una década de sanciones, que han afectado las exportaciones de petróleo y han acabado con la mayor parte de la riqueza de la clase media. La corrupción está en niveles récord, el desempleo es alto, la deuda pública se ha disparado, la inversión empresarial es inexistente y el malestar social burbujea constantemente bajo la superficie.

La escalada del conflicto en el Medio Oriente sólo está empeorando la situación. La semana pasada, el rial iraní se desplomó a un mínimo histórico frente al dólar.

‘Estamos al borde de una crisis económica en Irán’, dice Mansour Anbarmoo, profesor de la Universidad Islámica Azad de Teherán.

Peaje de sanciones
Irán solía ser una nación próspera. En los años posteriores a la Revolución de 1979, se formó una clase media numerosa, bien educada y cosmopolita. Ahora, las sanciones y la alta inflación significan que gran parte de esta riqueza ha desaparecido.

El Banco Mundial estima que 9,5 millones de iraníes cayeron en la pobreza en la década hasta 2020. Más de una cuarta parte (28,1 por ciento) vivían con menos de 6,85 dólares al día (en dinero de 2017), una cifra récord. Otro 40 por ciento estaba en riesgo inminente de empobrecerse.

‘Irán se encuentra en una crisis de costo de vida muy dramática’, dice Esfandyar Batmanghelidj, director ejecutivo de la Fundación Bourse & Bazaar. ‘Eso ha contribuido mucho a la frustración y a la ruptura de la relación entre la sociedad iraní y el Estado’.

La falta de vivienda se ha convertido en un problema cada vez mayor. “Antes, en las calles de Irán sólo se veía a hombres durmientes de cartón. En los últimos años, también son las mujeres y los niños”, afirma Anabarmoo.

“Las perspectivas económicas para mí como ciudadano iraní son muy sombrías. No existe ningún plan gubernamental para resolver estos problemas”.

Occidente ha impuesto varias sanciones a Irán desde la Revolución de 1979. En 2010, Estados Unidos tomó medidas contra los bancos iraníes en respuesta a las advertencias sobre el programa nuclear de Irán. Luego, en 2012, la UE prohibió las importaciones de petróleo del país.

En los cuatro años comprendidos entre 2012 y 2015, el economista Morteza Ghomi estima que las sanciones occidentales eliminaron un 19,1 por ciento del PIB iraní en comparación con la trayectoria de crecimiento si no se hubiera aplicado ninguna.

En 2015 llegó un respiro. La UE y EE.UU. levantaron las sanciones a cambio de un acuerdo nuclear, el Plan de Acción Integral Conjunto (JCPOA). Esto también levantó el congelamiento de 100.000 millones de dólares (81.000 millones de libras esterlinas) de activos congelados en el extranjero. El PIB iraní aumentó un 8,8% en 2016.

Pero haría falta mucho tiempo para revertir el costo de las sanciones.

“En esa época tenía estudiantes de doctorado de Irán que realmente estaban pasando apuros. Eran los estudiantes ricos que pudieron estudiar en el extranjero. Pero tuvieron que aceptar varios trabajos para poder seguir adelante”, dice Mabon.

Hubo un nuevo golpe en 2018. El entonces presidente Donald Trump se retiró del JCPOA y anunció una política de “máxima presión económica” sobre Irán. Volvió a imponer las sanciones que han estado vigentes desde entonces.

“Al vivir en Teherán, vimos la cantidad de empresas que las personas que establecieron cuando se firmó el acuerdo nuclear –desde tiendas hasta negocios de exportación– básicamente cerraron en los siguientes dos años. Hubo un período de gran optimismo y luego se pudo ver un viento helado”, dice Rob Macaire, ex embajador en Irán de 2018 a 2021.

Las exportaciones de petróleo se desplomaron y los ingresos cayeron del 16 por ciento del PIB en 2011 a solo el 7 por ciento en 2020, según el Fondo Monetario Internacional. Esto abrió un agujero en las finanzas del gobierno. En diciembre de 2023, la deuda pública como porcentaje del PIB era casi el triple de lo que era en 2008, según Capital Economics. Para llenar el vacío, el gobierno efectivamente comenzó a imprimir dinero, dice Batmanghelidj.

Irán tampoco pudo importar piezas vitales necesarias para su sector manufacturero, lo que provocó un shock de oferta. Al mismo tiempo, la moneda se desplomó, aumentando el costo de los bienes que era posible importar.

En febrero de 2011, el rial valía 10.894 por dólar, según Oxford Economics. En febrero de este año, el tipo de cambio era de 560.599, menos de una quincuagésima parte del valor que tenía 13 años antes, antes de que comenzara la ola de sanciones.

Datos más recientes de Bonbast muestran que la moneda ha caído aún más en los últimos meses en respuesta a la escalada del conflicto con Israel. La semana pasada, después de los ataques con misiles iraníes, cayó a un nuevo mínimo histórico frente al dólar de 705.000.

Según el Banco Mundial, el PIB real por persona se ha reducido un 0,6% cada año entre 2011 y 2020 durante este período.

Los salarios reales cayeron en todos los sectores entre 2017 y 2020. En las industrias extractivas (es decir, petróleo y gas) y en salud y educación, los ingresos reales se desplomaron un 26% y un 22%, respectivamente.

“La clase media del país quedó vaciada. Eso diezmó los ahorros de la gente. Desde entonces, no han tenido efectivo para reconstruir la economía”, dice Mabon.

Irán está clasificado como un país de ingresos medianos altos, pero en las zonas rurales sólo el 1% de los hogares tiene acceso a sistemas modernos de alcantarillado, según el Banco Mundial. Sólo la mitad tiene acceso a Internet.

El costo de las sanciones se vio agravado por la pandemia. Irán fue golpeado temprano por Covid y tuvo la tasa de mortalidad más alta de Medio Oriente. En febrero de 2023, la tasa acumulada de muertes por Covid en Irán era de 1.635 por millón de personas, casi el doble del promedio mundial.

Fuente: https://www.telegraph.co.uk/business/2024/04/22/iran-clerics-crippled-islamic-republic-economy-inflation/?WT.mc_id=e_DM313496&WT.tsrc=email&etype=Edi_USD_New&utmsource=email&utm_medium=Edi_USD_New20240423&utm_campaign=DM313496

Related Articles

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Stay Connected

3,789FansMe gusta
900SeguidoresSeguir
1,830SuscriptoresSuscribirte
- Anuncio -spot_img
- Anuncio -spot_img

Latest Articles