fbpx
13.5 C
Mexico City
sábado, febrero 24, 2024
- Anuncio -spot_img

Las fábricas chinas acuden en masa a México y cruzan la frontera de EE. UU. para evitar aranceles

MONTERREY, México/GUANGZHOU — Un imponente portón rojo y plateado marca la entrada al Parque Industrial Hofusan, ubicado en medio del desierto en el estado mexicano de Nuevo León, a unas dos horas y media en automóvil desde EE. UU. borde. La construcción está en pleno apogeo en el sitio en expansión mientras camiones y grúas pasan zumbando.

El proyecto estimado en 1200 millones de dólares se inició en 2017, un esfuerzo conjunto entre las empresas chinas Holley Group y Futong Group junto con su socio mexicano. Veinte empresas chinas tienen la intención de establecer operaciones allí, 10 de las cuales han comenzado la producción en el sitio. El proyecto también incluirá restaurantes, hoteles y viviendas.

El sitio no está solo. La inversión directa china en México alcanzó un récord en 2021, ya que más fabricantes se instalaron al otro lado de la frontera con EE. UU. para eludir los aranceles impuestos por la administración Trump.

Las empresas con sede en China continental y Hong Kong invirtieron $606.3 millones en México durante 2021, un 76% más que el año anterior y la cifra más alta desde que comenzó el seguimiento en 1999, informa la Secretaría de Economía de México. Esto convirtió a China en el noveno inversionista más grande en México, solo detrás de Corea del Sur.

Gran parte de este dinero se dirige a las regiones del norte cerca de la frontera con Estados Unidos. Dieciocho acuerdos se anunciaron en Nuevo León el año pasado, en comparación con siete en 2020 y solo uno o dos al año entre 2015 y 2018, dice el gobierno estatal.

México ha atraído inversiones de 1,289 empresas chinas hasta 2022. China se ha convertido en el segundo mayor socio importador de México después de EE. UU., según la Secretaría de Economía.

El valor de las exportaciones de China a México fue de $ 101 mil millones en 2021, un 50% más que hace cinco años y se acerca a la mitad de lo que exporta Estados Unidos a México. El valor de las exportaciones de México a EE. UU. ascendió a 398.900 millones de dólares, un 30% más que hace cinco años, aunque se desconoce hasta qué punto contribuyeron las empresas chinas.

La tendencia se deriva de la guerra comercial entre Estados Unidos y China. La administración del entonces presidente Donald Trump impuso aranceles adicionales de hasta el 25 % sobre una amplia variedad de productos chinos a partir de julio de 2018. China tomó represalias aumentando los aranceles sobre los productos estadounidenses más de cinco veces a un promedio de 19,3 %, según EE. UU.- con sede en el Instituto Peterson de Economía Internacional.

Muchas de las empresas chinas que invierten en México son fabricantes de electrodomésticos y muebles. En 2018, EE. UU. impuso un arancel adicional del 10 % sobre productos chinos valorados en 200 000 millones de dólares (incluidos refrigeradores, acondicionadores de aire y muebles) y lo elevó al 25 % en 2019.

“No era común que ayudáramos a las empresas chinas”, dijo Héctor Tijerina, director ejecutivo de Invest Monterrey, que promueve la inversión en Nuevo León. “Pero después de que el gobierno de EE. UU. impuso los aranceles a China en 2018, muchas empresas chinas comenzaron a llamar a la puerta”.

El fabricante chino de electrodomésticos Hisense está invirtiendo $ 260 millones para construir una planta mexicana para las exportaciones con destino a los EE. UU., con planes de producir refrigeradores en masa allí para fin de año. El fabricante de muebles de Hong Kong, Man Wah Holdings, está construyendo una planta de 300 millones de dólares, mientras que Kuka Furniture, con sede en Zhejiang, informó en marzo que estaba ampliando su capacidad en México.

“Queremos evitar las barreras comerciales internacionales”, dijo Zoy Home Furnishing, un fabricante de sofás que estableció una nueva planta en Nuevo León este abril.

Ningbo Daye Garden Industry, que considera a EE. UU. como uno de los principales mercados para sus cortadoras de césped, dijo este mes que construirá una fábrica en Nuevo León “en respuesta a futuros riesgos comerciales”.

México es una base de fabricación atractiva para las empresas chinas debido al Acuerdo entre Estados Unidos, México y Canadá. El acuerdo comercial, que entró en vigencia en 2020, permite a las empresas en México exportar bienes a EE. UU. sin aranceles si cumplen con requisitos como el uso de un cierto porcentaje de piezas fabricadas en América del Norte.

“Hisense Monterrey es, técnicamente hablando, una entidad legal mexicana y tiene todos los beneficios bajo el tratado de libre comercio”, dijo Samuel Pena, vicepresidente de la unidad de Hisense en México.

Los costes laborales son otro factor. El salario mínimo federal de EE. UU. es de $7.25 por hora y muchos estados tienen pisos más altos. En contraste, el salario mínimo general en México es de alrededor de 170 pesos ($8.55) por día, o alrededor de 260 pesos más cerca de la frontera.

Más empresas chinas se están expandiendo en el extranjero a medida que aumentan los salarios en el país. Nearshoring, o la producción de bienes cerca de su mercado objetivo, también ha ganado popularidad en medio de las interrupciones de la cadena de suministro global debido a COVID-19. Más de 70 empresas chinas están considerando sus primeras inversiones en Monterrey, más que de cualquier otro país excepto EE. UU., según Invest Monterrey.

México tradicionalmente ha priorizado los lazos con Estados Unidos, su principal socio comercial. Pero el actual presidente, Andrés Manuel López Obrador, enfatiza la soberanía de México y no ha cooperado con Washington en las sanciones contra Rusia o las tensiones con China, lo que convierte a México en un entorno más amigable para las empresas chinas.

López Obrador adopta un enfoque más proteccionista con respecto a los recursos naturales, como con una ley promulgada en abril que nacionaliza la minería del litio. Pero esto plantea riesgos relativamente pequeños para los fabricantes, que constituyen la mayor parte de las empresas chinas que invierten en México.

El presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, está considerando reducir los aranceles de la era Trump a China en respuesta a la inflación. Su administración ya eliminó los aranceles sobre ciertos productos hasta fin de año para aliviar la presión sobre las empresas. Pero Washington y Beijing también enfrentan crecientes tensiones por el reciente viaje a Taiwán de la presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi.

FUENTE: https://asia.nikkei.com/Economy/Trade-war/Chinese-factories-flock-to-Mexico-crossing-U.S.-border-to-avoid-tariffs?mod=djemlogistics_h

Related Articles

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Stay Connected

3,789FansMe gusta
900SeguidoresSeguir
1,620SuscriptoresSuscribirte
- Anuncio -spot_img
- Anuncio -spot_img

Latest Articles