fbpx
15.5 C
Mexico City
viernes, marzo 1, 2024
- Anuncio -spot_img

Economía mundial en problema complejo: China con bajo crecimiento, Europa enfrenta inflación y Estados Unidos con un 2024 poco prometedor

Otro día, otra estadística económica china sombría. El martes, la publicación de una encuesta del sector privado del sector servicios de China reveló que la actividad el mes pasado creció a su ritmo más lento desde principios de este año.


En una señal de cuán sombrío se ha vuelto el sentimiento de los inversores hacia la segunda economía más grande del mundo, Bank of America –uno de varios bancos de inversión que se ha mostrado relativamente optimista con respecto a China este año– está aconsejando a sus clientes que “ahora no es el momento de perder la esperanza”.


Los problemas que enfrenta China son bien publicitados: graves dificultades y pérdida de confianza en el importantísimo mercado inmobiliario, el riesgo de un contagio financiero generalizado, una recuperación mucho más débil de lo esperado y desafíos estructurales profundamente arraigados.


La mala noticia, además, está en los precios. El índice MSCI China, que sigue las acciones chinas cotizadas en el país y en el extranjero, ha bajado aproximadamente un 50 por ciento desde su máximo en febrero de 2021. Según datos de JPMorgan, las acciones chinas son el activo principal con peor desempeño este año, junto con las materias primas y las británicas.


De hecho, algunos analistas creen que las acciones chinas están sobrevendidas y eventualmente se beneficiarán de las medidas más contundentes de Beijing para estabilizar el mercado inmobiliario. Esto es discutible, sobre todo porque siguen vigentes otras restricciones. Lo que no está en duda, sin embargo, es que los riesgos en China se reflejan en los precios de los activos, especialmente las acciones y los bonos corporativos.


En Europa y Estados Unidos, por otra parte, las malas noticias no están ni de lejos descontadas. Tomemos como ejemplo la zona del euro, donde el Euro Stoxx 50 –el índice de referencia de las acciones del bloque– ha subido casi un 12 por ciento este año a pesar de una escenario de pesadilla al que se enfrentan los responsables políticos. Si bien China tiene un problema de crecimiento, la zona del euro tiene un grave problema de crecimiento exacerbado por un agudo problema de inflación.

La amenaza de la estanflación –una combinación tóxica de estancamiento e inflación– acecha al bloque. Aunque los precios en la zona del euro han caído más abruptamente que en Gran Bretaña –el ejemplo del shock de estanflación–, el área de moneda única de Europa está lidiando con una inflación más rígida que la de Estados Unidos. El shock de las materias primas derivado de la invasión a gran escala de Ucrania por parte de Rusia se está trasladando a las demandas salariales, aumentando las expectativas de inflación.


Esto hace que sea difícil para el Banco Central Europeo detener su campaña de aumento de tasas, a pesar de que Alemania apenas salió de la recesión en el segundo trimestre y se estancará durante el resto de este año.


No es sólo la economía más grande de Europa la que está experimentando una fuerte desaceleración. Los datos de una encuesta publicada el 23 de agosto revelaron que la actividad del sector servicios en el bloque en su conjunto se contrajo el mes pasado por primera vez desde finales del año pasado.

Ninguna otra economía importante tiene más probabilidades de sufrir una recesión en toda regla que la zona del euro. De hecho, los dilemas políticos que enfrenta el BCE son más agudos que los que enfrenta la Reserva Federal de Estados Unidos, lo cual ya es decir.

Sin embargo, a pesar de estos riesgos, los diferenciales de los bonos basura de alto rendimiento de la zona del euro son más bajos que a finales del año pasado. Esto sólo puede describirse como una flagrante mala valoración del riesgo, que seguramente volverá a atormentar a los inversores.

En Estados Unidos, la economía está en mejor forma, lo que, paradójicamente, es la razón principal por la que los precios de los activos son vulnerables a una corrección desordenada. A principios de este año, una recesión parecía inevitable. Sin embargo, el mercado laboral ha demostrado resistencia a los agresivos aumentos de tasas de la Reserva Federal. Además, la inflación ha caído más bruscamente que en Europa, lo que convenció a muchos inversores de que la economía está experimentando un ‘aterrizaje suave’.

El inesperado desempeño superior de Estados Unidos ha desatado una ola de optimismo, apuntalada por el revuelo en torno a la inteligencia artificial generativa. El índice Nasdaq Composite, de gran componente tecnológico, ha subido un asombroso 32 por ciento este año, lo que lo convierte en el índice principal con mejor desempeño del mundo, según JPMorgan.


Sin embargo, la persistente resiliencia del mercado laboral tiene un precio que pagar. Hace que la llamada última milla de los esfuerzos de la Reserva Federal para sofocar la inflación sea mucho más difícil, aumentando el riesgo de nuevas subidas de tipos en un momento en el que existe preocupación de que la Reserva Federal ya haya endurecido demasiado su política.

Los signos de estrés entre los consumidores están aumentando (las tasas de morosidad en tarjetas de crédito y préstamos para automóviles están aumentando) a medida que la inflación devora los ahorros de la gente. Además, el crecimiento del empleo se ha desacelerado marcadamente en los últimos meses, en una señal de que el efecto acumulativo de los aumentos de tasas de la Reserva Federal está comenzando a hacer efecto. ‘No olvidemos que un aterrizaje forzoso siempre comenzará pareciendo un aterrizaje suave’, dijo Torsten Slok de Apollo Global Management en una nota publicada en julio.


Sin embargo, los mercados bursátiles estadounidenses ni siquiera contemplan la posibilidad de un aterrizaje más duro. También se ignora el riesgo político. Si bien apenas vale la pena pensar en la idea de que Donald Trump recupere la Casa Blanca, los inversores deben estar preparados para mucha más volatilidad en Estados Unidos en 2024.


Los mercados de China siguen siendo vulnerables. Pero al menos las malas noticias ya están descontadas. En Europa y Estados Unidos, los mercados son demasiado complacientes.

Fuente: https://www.scmp.com/comment/opinion/article/3233689/beyond-china-economies-us-and-europe-are-no-less-vulnerable

Related Articles

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Stay Connected

3,789FansMe gusta
900SeguidoresSeguir
1,700SuscriptoresSuscribirte
- Anuncio -spot_img
- Anuncio -spot_img

Latest Articles