fbpx
15.5 C
Mexico City
viernes, marzo 1, 2024
- Anuncio -spot_img

Las negociaciones fiscales de la OCDE en balde a menos que los países abandonen las DST, dicen los analistas

Los países deben comprometerse a renunciar a los impuestos unilaterales a los servicios digitales como parte de las negociaciones para un nuevo marco fiscal global, dijeron las partes interesadas el jueves, luego de los comentarios de la semana pasada de un funcionario de la UE que dijo que el impuesto digital propuesto por la UE no entraría en conflicto con el nuevo sistema.

Estados Unidos y más de 130 miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos han estado negociando un nuevo marco fiscal global. El primer pilar permitiría a los países gravar a las empresas que hacen negocios dentro de sus fronteras incluso si no tienen una presencia física allí, un sistema destinado a obviar la necesidad de impuestos unilaterales a los servicios digitales que algunos países han comenzado a imponer y que Estados Unidos ha dicho. discriminar a las empresas estadounidenses. El segundo pilar establecería una tasa impositiva corporativa global mínima.

“Si seguimos adelante con esta reasignación de derechos fiscales, los países deben comprometerse a alejarse de las DST”, dijo el ex funcionario de la administración Obama Bob Stack durante un seminario web el jueves organizado por la Asociación de Comercio Internacional de Washington. Stack es director gerente de Deloitte Tax LLP y se desempeñó como subsecretario adjunto del Tesoro para asuntos tributarios internacionales en la oficina de política tributaria.

“Ya estamos viendo el gofre de la UE”, dijo Stack. “Están diciendo ‘bueno, vamos a hacer un impuesto digital, pero creemos que será consistente con este acuerdo en la OCDE’”.

Benjamin Angel, director de política fiscal directa de la Comisión Europea, la semana pasada durante un seminario organizado por el Departamento de Finanzas de Irlanda dijo que una tasa digital propuesta por la UE “no tiene nada que ver con esta discusión de la OCDE”. Dijo que la tasa ayudará a financiar el pago de la deuda asumida por la UE “para respaldar nuestro gran plan de recuperación” y tendrá un “toque suave, porque no queremos crear un obstáculo para la digitalización de nuestra economía, que sigue siendo un prioridad.” El gravamen “se construiría de manera no discriminatoria, a fin de evitar cualquier riesgo incluso remoto de disputa comercial”, agregó.

El año pasado, el USTR inició investigaciones sobre los impuestos a los servicios digitales adoptados o bajo consideración por diez socios comerciales, incluida la UE.

En enero, en los últimos días de la administración Trump, la agencia anunció que los impuestos a los servicios digitales de seis de esos socios comerciales (Austria, India, Italia, España, Turquía y el Reino Unido) estaban sujetos a acciones bajo la Sección 301 de la Ley de Comercio de 1974 “porque discriminaban a las empresas digitales estadounidenses, eran incompatibles con los principios de la tributación internacional y agobiaban a las empresas estadounidenses”, según un comunicado de la agencia. Sin embargo, la administración Trump difirió la acción a la administración Biden.

El USTR anunció en marzo que estaba considerando aranceles sobre esos seis socios comerciales y terminó las investigaciones sobre los cuatro restantes, incluida la UE, porque no habían implementado el impuesto al 25 de marzo, según un anuncio de la agencia.

El Reino Unido y la India defendieron sus impuestos a los servicios digitales en respuesta al anuncio de marzo del USTR, alegando que los impuestos no son discriminatorios y diciendo que considerarían posibles respuestas en caso de que Estados Unidos imponga aranceles.

Stack dijo el jueves que la idea de que la tasa digital propuesta por la UE sería consistente con el nuevo marco internacional potencial “nos deja a muchos rascándonos la cabeza”.

Según un borrador de texto del acuerdo de la OCDE filtrado en septiembre , el acuerdo requeriría que las partes retiren “acciones unilaterales relevantes”. También establece que el primer pilar tiene como objetivo “dar como resultado la eliminación de las medidas unilaterales pertinentes destinadas a gravar las empresas altamente digitalizadas (por ejemplo, los impuestos por servicios digitales)”. Los miembros no han estado de acuerdo sobre qué constituye una acción unilateral pertinente.

Stack advirtió sobre un escenario en el que el Congreso “acepta una serie completamente nueva de reglas para permitir que las empresas estadounidenses paguen impuestos en todo el mundo, y luego, uno o dos años después, miramos a nuestro alrededor y nadie se alejó de las DST”.

“Eso es algo de lo que tenemos que protegernos”, potencialmente a través de la acción del USTR, dijo. “Pero más fundamentalmente, ese es todo el objetivo del pilar uno, y si no lo conseguimos, deberíamos dejar de hablar”, dijo.

Loren Ponds, abogado de Miller & Chevalier Chartered y ex abogado mayoritario del Comité de Medios y Arbitrios de la Cámara, dijo durante el seminario web que garantizar que otros países retiren los impuestos a los servicios digitales “no puede ser solo una cuestión de confianza” y requerirá procedimientos sobre cómo se verá “.

Stack agregó que tales procedimientos podrían ser “complicados” porque la OCDE es una “organización blanda”.

Otra panelista, Lilian Faulhaber, señaló que la mayoría de los impuestos a los servicios digitales aún no se han implementado. Una vez que se ponen en vigor, sin embargo, dijo que se vuelve más difícil deshacerlos. Faulhaber es profesor en el Centro de Derecho de la Universidad de Georgetown.

“Si realmente solo están haciendo que todos se sienten a la mesa y luego se retiran, eso es diferente de que entren en vigencia, que duren unos años y luego tengamos que pensar en una pausa escalonada”, dijo Faulhaber. .

Los panelistas también discutieron cómo algunos países, incluidos China e India, que tienen industrias tecnológicas importantes, se han perdido un poco en las conversaciones sobre el Pilar Uno.

Stack and Ponds describió la visión de China sobre los impuestos a los servicios digitales como un “misterio”. India, por su parte, tiene un impuesto a los servicios digitales que “de alguna manera es el modelo para una parte del pilar uno”, según Faulhaber.

“Incluso tratando de tener este marco inclusivo, donde apuntamos a la inclusión, a veces las voces de la gente aún se pierden”, dijo Ponds. “Así que, con suerte, escucharemos más y veremos más de algunos de los países sobre los que estamos un poco desconcertados sobre cuál podría ser su posición”.

Fuentes:

https://insidetrade.com/daily-news/oecd-tax-talks-naught-unless-countries-drop-dsts-analysts-say

https://www.forbes.com/sites/taxnotes/2021/01/25/new-year-new-tax-rules-an-oecd-tax-reform-project-update/?sh=49473fca6668

Related Articles

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Stay Connected

3,789FansMe gusta
900SeguidoresSeguir
1,700SuscriptoresSuscribirte
- Anuncio -spot_img
- Anuncio -spot_img

Latest Articles