fbpx
18.8 C
Mexico City
domingo, abril 21, 2024
- Anuncio -spot_img

Putin abre un nuevo frente contra Occidente

Los Balcanes están a punto de explotar a menos que la OTAN tome medidas urgentes para sofocar la agresión rusa y serbia en Kosovo.

Ante las crecientes tensiones, el objetivo estratégico general de Vladimir Putin ahora está claro: desmantelar la OTAN y exponer las vulnerabilidades de la alianza. Ahora que Rusia está experimentando reveses en Ucrania, la amenaza inmediata a miembros de la OTAN como Polonia y los Estados bálticos puede verse algo mitigada. Sin embargo, es en los Balcanes donde se encuentra el flanco más débil de la OTAN, lo que presenta un objetivo oportuno para las ambiciones de Rusia.

Esta semana, en uno de los peores enfrentamientos desde que Kosovo declaró su independencia de Serbia en 2008, decenas de serbios étnicos fuertemente armados atacaron a la policía en el norte de Kosovo y se atrincheraron en una iglesia ortodoxa; un incidente que dejó un oficial de policía y tres de los atacantes muertos. Los líderes de Kosovo, comprensiblemente, lo calificaron de ataque terrorista. El presidente serbio, Aleksandar Vučić, negó cualquier implicación y se quejó ante el embajador de Rusia en Serbia de que el primer ministro de Kosovo, Albin Kurti, estaba llevando a cabo una “limpieza étnica brutal” con el apoyo de Occidente.

Esta escalada es un sueño hecho realidad para Moscú. Serbia y Rusia llevan meses preparando a los serbios para una escalada en Kosovo , exacerbando las tensiones en los Balcanes para distraer a Occidente de su guerra en Ucrania. Han inundado el espacio informativo con propaganda que repite la vieja afirmación de que Kosovo pertenece a Serbia; un artículo de propaganda sostenía que el Reino Unido está preparando una guerra allí. Como sabe cualquier estudioso de la historia de los Balcanes, esa retórica ya ha provocado violencia étnica en la región.

Rusia se apresuró a sacar provecho del incidente: un portavoz ruso declaró que la “presión occidental adicional” estaba llevando “a toda la región de los Balcanes a un borde peligroso”. Putin sabe que no necesita enviar fuerzas militares a los Balcanes : puede utilizar la guerra híbrida para desestabilizar la región y restablecer a Rusia como el único negociador de conflictos confiable allí. Este plan logra tres objetivos: distraer a Occidente de Ucrania, fortalecer la posición regional de Moscú y darle a Putin influencia sobre las potencias occidentales si quieren evitar que se intensifique el conflicto en la región.

Serbia también se beneficia. Vučić ha estado escalando y luego reduciendo la tensión en Kosovo posicionándose como el pilar de la estabilidad y usándolo como moneda de cambio con Occidente. El objetivo final de Vučić es retener el poder y la crisis de Kosovo le ayuda a desviar la atención de sus propios problemas políticos internos y a aumentar el apoyo para las próximas elecciones.

El viernes, la Casa Blanca tomó la medida sin precedentes de advertir públicamente sobre un “gran despliegue militar serbio a lo largo de la frontera con Kosovo”. Por muy peligroso que sea esto, Vučić sabe que no necesita enviar al ejército. En cambio, puede utilizar el manual de Putin y enviar soldados “pequeños hombres verdes” sin insignias para socavar Kosovo y crear una negación plausible. Quizás eso sea precisamente lo que ya ha sucedido.

La OTAN ha anunciado que está reforzando su presencia de tropas en Kosovo –con el Ministerio de Defensa del Reino Unido transfiriendo el mando de un batallón del ejército a la OTAN para brindar asistencia–, pero debe hacer más, y rápidamente, para sofocar la violencia y advertir a Rusia y Serbia. . Más urgentemente, necesita intensificar sus operaciones de información en el país y en el extranjero. Otra crisis de Kosovo fácilmente podría extenderse a Macedonia del Norte, un Estado miembro de la OTAN, y tendría implicaciones importantes para la defensa europea en un momento en que Estados Unidos está distraído por sus próximas elecciones. Este es un momento peligroso, pero pocos hablan de ello.

Tres décadas después de la sangrienta desintegración de Yugoslavia, las tensiones étnicas en los Balcanes nunca han desaparecido. A pesar de la superioridad militar general de la OTAN, tiene una posición débil en los Balcanes, y Rusia continúa superándola en maniobras allí. Es hora de que la OTAN fortalezca su presencia en la región y ponga a Rusia a la defensiva.

Fuente: https://www.telegraph.co.uk/news/2023/09/30/putin-is-opening-up-a-new-front-against-the-west/

Related Articles

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Stay Connected

3,789FansMe gusta
900SeguidoresSeguir
1,790SuscriptoresSuscribirte
- Anuncio -spot_img
- Anuncio -spot_img

Latest Articles