fbpx
25.7 C
Mexico City
lunes, mayo 27, 2024
- Anuncio -spot_img

Los crípticos comentarios de Xi sobre los bonos insinúan que el Banco Popular de China se parecerá más a la Reserva Federal

Un discurso resurgido del presidente chino, Xi Jinping, sugiere que las autoridades podrían comenzar a negociar bonos gubernamentales para regular la liquidez en el mercado, empujando a la nación hacia estrategias utilizadas por la Reserva Federal y otros bancos centrales importantes de todo el mundo.


El llamado de Xi al Banco Popular de China a “aumentar gradualmente la compra y venta de bonos gubernamentales” en sus operaciones de mercado abierto provocó un frenesí de especulación entre los operadores la semana pasada. Los comentarios -hechos en octubre pero publicitados recientemente en un nuevo libro y artículo periodístico- pueden indicar un giro de política para un banco central que no ha realizado una compra significativa de bonos desde 2007.


‘Los bancos centrales de otros países generalmente utilizan bonos gubernamentales, o crédito soberano, como base para emitir dinero’, dijo Liu Lei, investigador de la Institución Nacional de Finanzas y Desarrollo, un grupo de expertos estatal que asesora a agencias gubernamentales en China. ‘Este es un camino necesario para que el banco central y el sistema monetario de China avancen hacia los tiempos modernos’.

Los préstamos del Banco Popular de China a los bancos aumentan en la última década

Los vagos comentarios del líder chino llevaron a algunos operadores a argumentar inicialmente que Beijing podría estar considerando una flexibilización cuantitativa, una forma no convencional de estímulo que implica la compra de bonos soberanos y otros activos para reducir los rendimientos e impulsar la actividad económica. Adoptada por primera vez por el Banco de Japón hace más de dos décadas, la táctica fue utilizada posteriormente por la Reserva Federal y otras autoridades después de la crisis financiera mundial y la pandemia de coronavirus.


Los problemas económicos de China han suscitado un debate en los últimos meses sobre si la segunda economía más grande del mundo consideraría políticas drásticas para apuntalar algunos sectores, como el inmobiliario. El Banco Popular de China ya ha estado utilizando programas de préstamos específicos que algunos analistas comparan con la flexibilización cuantitativa porque amplían el balance del banco central.


Varios economistas se mostraron reacios a interpretar el llamamiento de Xi a la comercialización de bonos gubernamentales como un cambio revolucionario de política.


Por un lado, Xi mencionó específicamente tanto la compra como la venta, una distinción notable con la QE, que generalmente implica comprar y mantener bonos gubernamentales y otros activos, especialmente a gran escala. Las tasas de interés en China también están todavía muy por encima de cero, lo que da menos razones para que el Banco Popular de China considere una táctica que generalmente se considera una herramienta de emergencia para estimular la demanda cuando las tasas de corto plazo se han estancado.

El Banco Central de China evita tener tenencias de bonos

El Banco Popular de China no respondió a una solicitud enviada por fax de Bloomberg News a finales de la semana pasada sobre el discurso de Xi. En el pasado, ha dado señales de desaprobación hacia la QE: exgobernadores han señalado los riesgos potenciales de la QE liderada por Estados Unidos y han advertido que las compras de activos dañarían los mercados, dañarían la reputación de los bancos centrales y crearían “peligros morales”.


En cambio, la negociación de bonos soberanos puede verse mejor como una herramienta adicional para que el Banco Popular de China inyecte liquidez al mercado y garantice que las tasas sean estables.


El banco central ya tiene varias formas de proporcionar dinero a la economía. Puede inyectar fondos a través de su servicio de préstamo mensual a mediano plazo para respaldar los préstamos de los bancos comerciales, o reducir la cantidad de efectivo que los bancos deben mantener en reserva.


Sin embargo, esos métodos tienen desventajas. Los economistas ven cada vez menos espacio para mayores recortes en el coeficiente de reservas obligatorias. Es necesario renovar los préstamos. Y cualquier juicio erróneo sobre la demanda de liquidez corre el riesgo de conducir a una grave crisis de liquidez.


El Banco Popular de China “necesita más flexibilidad en la gestión de la liquidez y más herramientas para ampliar su balance”, escribieron los economistas de UBS Group AG Nina Zhang y Wang Tao en una nota del jueves. Debido a que el tamaño del mercado de bonos gubernamentales se ha expandido a lo largo de los años, el comercio de bonos del banco central se ha vuelto “más necesario y factible”, agregaron.

Si bien la directiva del hombre más importante de China ciertamente indica que el banco central podría comenzar a comprar bonos, el momento real de cualquier compra sigue siendo objeto de debate.


La compra de bonos del banco central probablemente será un ‘proceso muy lento’, dijo Liu del NIFD, añadiendo que el cambio aún se encuentra en su ‘fase de diseño’.


Otros sugieren que el próximo estímulo fiscal puede significar que el Banco Popular de China apriete el gatillo de las compras en algún momento de este año. Eso ayudaría a aliviar la presión de liquidez derivada de un próximo aumento en la oferta de bonos resultante de la emisión planificada de 1 billón de yuanes (138 mil millones de dólares) en deuda soberana especial en 2024, según un informe de economistas de Goldman Sachs Group Inc. del jueves.


Tampoco está claro cómo afectaría el aumento de las compras de bonos a los rendimientos chinos. Probablemente caerían en el corto plazo, según el estratega de Citigroup Inc. Philip Yin, ya que las compras de deuda del banco central ‘deberían ayudar a mejorar la confianza del mercado sobre la liquidez y digerir la futura oferta de bonos gubernamentales’.


Los efectos a largo plazo pueden ser mixtos. Si China combina el uso de más herramientas de liquidez con más políticas para estabilizar el crecimiento económico, los inversores podrían alejarse de los activos de refugio seguro en favor de otros más riesgosos.

Cualquiera que sea la estrategia de China, hay una razón por la que los comentarios de Xi han creado tal revuelo: una vez que un banco central decide comenzar a negociar bonos gubernamentales, las cosas pueden crecer rápidamente.


El Banco de Japón, por ejemplo, pretendía limitar el alcance de su programa inicial en 2001 antes de aumentar la cantidad de bonos que compraba. Cuando se embarcó en una segunda ronda de QE en 2013, las autoridades japonesas incorporaron su programa regular de negociación de bonos, llamado rinban, a su nuevo plan masivo de compra de activos.


En otras palabras, a veces hay poca diferencia real entre comprar bonos como herramienta de liquidez y hacerlo para estimular la economía.

Fuente: https://www.bloomberg.com/news/articles/2024-04-01/xi-s-cryptic-bond-comments-hint-at-pboc-becoming-more-like-fed?cmpid=BBD040224_OUS&utm_medium=email&utm_source=newsletter&utm_term=240402&utm_campaign=openamericas&sref=DPtqrPAJ

Related Articles

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Stay Connected

3,789FansMe gusta
900SeguidoresSeguir
1,860SuscriptoresSuscribirte
- Anuncio -spot_img
- Anuncio -spot_img

Latest Articles